Taller de Innovación: Imaginar para cambiar el mundo

La premisa es una sola: pensar en un problema e imaginar una solución. En esta primera etapa, los estudiantes de 6º básico que asisten cada sábado al curso de invierno “Innovadores del futuro” de la EdV, están buscando soluciones reales a problemas reales, usando sólo su imaginación.

Una herramienta que permita proteger animales de ganado de depredadores o un sensor que detecte la profundidad de una herida para saber si requiere o no atención médica, son sólo algunas de las propuestas en las que trabajan los estudiantes. Vicente Cofré, tiene sólo 11 años y explica que a partir de un viejo mouse de computador desarmado, desarrollaron una idea: “imaginamos qué podíamos hacer como que el mouse tiene sensores, pensamos que podíamos usarlo para detectar la profundidad de una herida, esto podría ayudar a la gente que vive lejos, donde ir al doctor no es tan fácil”.

Daniel Foncea, profesor del curso y diseñador industrial de la Universidad de Chile, explica que el principal objetivo del taller es inculcar la capacidad innovadora para que los estudiantes sean capaces de presentarse ante el mundo del futuro con una actitud y mentalidad distinta, que tengan el espíritu del agente de cambio. “Queremos que sean capaces de detectar y solucionar problemas. Por eso nos enfocamos en una metodología proyectual, que quiere decir que hacemos un proyecto desde sus etapas iniciales, desde la idea hasta la ejecución pasando por el prototipado donde corroboran si sus hipótesis están funcionando. La idea es que las niñas y niños tengan un proceso bastante riguroso donde aprendan a evaluar todos los factores que influyen al momento de querer realizar un proyecto que cambie el mundo”, asegura.

Para participar no es necesario tener conocimientos o habilidades específicas, sólo la motivación. “Trabajamos en base a que los procesos de aprendizaje son más ricos cuando tienen diversidad en los elementos que lo componen. Si hay niños con distintas miradas en función a su crianza o a sus colegios, eso en vez de ser un problema potencia el progreso. Nosotros los encausamos a potenciar las habilidades individuales, aprender las herramientas necesarias para trabajar en equipo y la teoría necesaria para llegar a hacer un proyecto”, aclara Daniel.

INNOVACIÓN PARA ENSEÑANZA MEDIA

Para las vacaciones de invierno, la EdV prepara una versión para estudiantes de 2º a 4º Medio. El taller de “Innovación, tecnología y sociedad” busca que los jóvenes aprendan a analizar la tecnología que tienen a su alrededor, puedan proyectarla y sean capaces de medir el impacto que ésta tiene. “Con esas herramientas más la metodología proyectual, serán capaces de generar un proyecto que también solucione un problema, que sea innovador y tiene pueda ser probado”, explica Daniel.

En versiones anteriores, jóvenes han logrado idear proyectos innovadores y novedosos, usando muy poca tecnología. Daniel recuerda que un grupo de estudiantes desarrolló un sistema de desalinización de agua utilizando materiales de deshechos y pensando en lugares donde no tienen acceso agua potable ni los recursos para adquirir alta tecnología. “El objetivo es solucionar una problemática y así cambiar el mundo”, asegura el docente.

Fuente: Comunicaciones EdV- FCFM